Qué es RoadTripper

RoadTripper es la tienda online para viajeros por carretera con diseños creativos para soñar, vivir y recordar kilómetros.

Las distintas colecciones transmiten la pasión por la aventura, la sencillez y la libertad que implica un road trip. Ahora podrás llevar estos valores a tu día a día de una forma práctica y flexible.

Todo lo que encontrarás en RoadTripper.es son productos pensados por roadtrippers para roadtrippers.

¿Cómo surgió?

Una tarde de verano de hace ya algunos años, volviendo de un centro comercial muy conocido de Madrid, nos dimos cuenta de algo.

Si queríamos ropa cómoda para viajar, teníamos que ir a una gran superficie dedicada a productos de deporte (de la que no vamos a decir el nombre, pero seguro sabes cuál es).

El resultado era que todos los viajeros llevábamos los mismos forros polares, los mismos pantalones, las mismas mochilas…

Además, la misma camiseta que llevábamos para hacer senderismo era con la que salíamos en las fotos de los road trips que hacíamos.

Y es que, para viajar por carretera, independientemente del vehículo, necesitamos unos artículos que comparten muchas características con la ropa deportiva, pero no tienen por qué ser ropa deportiva.

Esta conclusión llevaba mucho tiempo rondándonos la cabeza y recurríamos a ella, sobre todo, cuando hacíamos un repaso de las fotos de los road trips que habíamos hecho.

Siempre terminábamos con la misma pregunta al aire: ¿por qué no habrá una tienda con productos específicos para roadtrippers?

Pero no encontrábamos respuesta.

Mientras tanto, seguíamos viajando, con nuestra vida, y con nuestro principal objetivo: camperizar una furgoneta para hacer un gran road trip por América.

Todo apuntaba a que, por fin, en 2020 íbamos a cruzar el charco.

Lo teníamos todo previsto. Llevábamos tres años dando pasos y adaptando nuestra vida hacia este viaje.

De pronto, y no hace falta que te expliquemos el motivo, nos vemos confinados en un pequeño apartamento de apenas 36 m2 durante casi cuatro meses en un barrio de Madrid.

Semana tras semana dan para muchas conversaciones y reflexiones. Para muchos subidones y bajones. Para muchos intentos de conseguir masa madre.

Para empezar, todo apuntaba a que el proyecto para el que llevábamos trabajando los últimos años, nuestro gran viaje, se iba a tener que aplazar por cuestiones ajenas a nosotros.

Al igual que seguramente te habrá pasado a ti, tuvimos que añadir una variable a nuestra planificación con la que no contábamos.

Visto congelado el plan principal, nos vimos con algo que solía faltarnos: tiempo.

Ya dicen que no hay mal que por bien no venga, ¿verdad? Al menos, así quisimos verlo nosotros.

Teníamos que sacar la parte positiva de la situación, por difícil que nos resultase, y ahí fue cuando empezamos a hilar alternativas.

Planteamos muchas posibilidades, unas más válidas, otras, menos.

La cuestión era que queríamos hacer algo que nos motivase, que nos llenase y que estuviese a la altura del road trip que habíamos tenido que aplazar.

Entonces, como si la idea de esa tienda para roadtrippers hubiese estado sobrevolando el salón del apartamento durante los cuatro meses sin hacer ruido y pidiese ahora pista para aterrizar, una noche, tras una partida al Carcassonne, se cruzó entre comentario y comentario.

Nosotros, una traductora y un informático, confinados en un apartamento de Vallecas, decidimos emprender un gran viaje (muy distinto al que teníamos previsto para este año).

Nos pareció genial la idea de si algo no existe, ¿por qué no crearlo?

Y eso hicimos.

Partiendo desde cero en el mundo del e-commerce y puede que uno de los años más difíciles para emprender, decidimos invertir el tiempo que teníamos por delante para crear la tienda online en la que nos gustaría comprar y a la que nos gustaría acudir para hacer un regalo a una persona especial que le guste viajar por carretera.

Una tienda con artículos que llevaríamos en nuestro equipaje durante un road trip o que usaríamos para aplicar los valores de este tipo de viajes en el día a día.

Entonces decidimos apartarnos del ruido y centrarnos en crear RoadTripper.

Al volver de nuestro road trip de miel (porque sí, en medio de todo, nos casamos), nos retiramos a un pueblecito de la sierra de Extremadura, muy diferente al apartamento de Madrid.

La ilusión, las ganas de aprender y estar convencidos de que un road trip es mucho más que un viaje han sido las claves para que RoadTripper.es vea la luz.

Ahora ya existe esa tienda que echábamos tanto de menos.

Ahora ya existe RoadTripper.es.